¿VIEJO O NUEVO?


Posted on 8th January, by admin in Blog del Pastor. No Comments

¿VIEJO O NUEVO?

I. Introducción

Recuerdo cerca de mi casa en Puerto Rico, había una gasolinera con un aspecto tétrico, sucia, sin letrero, bien pero bien descuidada. Allí el único que se detenía a echar gasolina era el que estaba bien pero bien EMPTY… Si la gasolina del carro daba un poco más, la gente seguía hasta la próxima estación.

Un día, el dueño de la gasolinera, la cerró y colocó un letrero que decía: CERRADO POR REMODELACIÓN. Luego de varios meses, al fin reabrieron la gasolinera pero parecía otra gasolinera, un letrero muy grande en neón y luces por doquier fue lo que primero llamaba la atención.

Cuando entré, me encontré una espaciosa tienda, alquiler de vídeos, correo postal; buen en fin, parecía un centro comercial más que una gasolinera y me llamó la atención que los empleados estaban todos uniformados pero cuando llegué a la caja a pagar para llenar el tanque de mi auto, me di cuenta de algo que me decepcionó por completo.

La actitud de los empleados en la caja de cobro era la misma, caras largas, tratando a los clientes como si ellos les estuvieran haciendo un favor a ellos y con un cierto sentido de arrogancia que me hizo llegar a la siguiente conclusión:

¡El dueño de la gasolinera invirtió MUCHO DINERO en la apariencia exterior de la gasolinera pero OLVIDO o NO le prestó NINGUNA importancia a hacerles entender a sus empleados que estaban COMENZANDO DE NUEVO y a impartirles en ellos una NUEVA ACTITUD!

Y me hice la siguiente pregunta: ¿VIEJO O NUEVO?

II. Historia Bíblica & Explicación

Y así titule el mensaje de este día porque algo parecido vemos que Jesús nos narra en la siguiente parábola: 

Les dijo también una parábola: Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo y lo pone en un vestido viejo; pues si lo hace, no solamente rompe el nuevo, sino que el remiendo sacado de él no armoniza con el viejo.Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán. Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otro se conservan. Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor.                                                                                                                                                       Lucas 5:36-39 

Esta es una parábola que contiene tres diferentes ilustraciones para traer un mismo principio.

A. Vestido Nuevo y Vestido Viejo

Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo y lo pone en un vestido viejo; pues si lo hace, no solamente rompe el nuevo, sino que el remiendo sacado de él no armoniza con el viejo. v.36 

En otras palabras, NADIE toma un traje nuevo y le corta una parte y coloca ese pedazo como “parcho” en un traje viejo.

¿Por qué?

1. Dañará el nuevo.

 2. No se verá bien ni armonizará con el viejo.

B. Vino Nuevo en Odres Viejos 

Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán. Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otro se conservan. v.37

Primero, para beneficio de todos, los «odres» eran pieles de cabra que se unían en sus bordes para formar bolsas herméticas.

Por lo tanto, el vino nuevo se colocaba en odres nuevos porque con el tiempo el vino crece y tenía que estar colocado en un material que fuera flexible y le diera espacio al vino a crecer.

Así que con esto claro, en la parábola se nos dice que NO se coloca vino nuevo en odre viejo.

¿Por qué?

1. El vino se perderá.

2. El odre se romperá.

Pero también al final de la parábola, Jesús nos dice lo que si se supone que se haga.

C. Vino Nuevo en Odres Nuevos

Jesús dice algo sobre el vino nuevo en odres nuevos.

Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otro se conservan. Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor. v. 38-39

En otras palabras, que vino nuevo colocado en un odre nuevo con la capacidad de recibirlo producirá con el tiempo un vino que es mucho MEJOR que el primero que se colocó.    

III. Aplicación Personal

Y ya sé que te debes estar preguntando que tiene que ver esto con nosotros. Pues yo he tomado las primeras dos reuniones como Iglesia de este 2012 para enfatizar en la importancia de que demos frutos; que si queremos que el 2012, a pesar de lo que tengamos que enfrentar, sea distinto, debemos tomar la decisión de revisar el estado de nuestra relación con Dios.

Es mi intención llamar tu atención para que  en el 2012, NO hagas como el dueño de la gasolinera, NO te enfoques otra vez en TU EXTERIOR y TE OLVIDES de TU INTERIOR, que es tú corazón.

Por lo tanto, utilizando la parábola que nos narra Jesús y entendiendo que lo dijo porque como los odres viejos, los fariseos se mostraron endurecidos para aceptar a Jesús, quien no se ajustaba a sus tradiciones religiosas, tú y yo debemos hoy evaluar el estado de nuestro corazón para no responder de la misma manera.

Debemos tener cuidado que nuestros corazones no se cierren y nos impidan aceptar lo que Jesucristo nos ofrece.

Así que quiero compartir 3 enseñanzas de esta parábola para nuestras vidas:

1. Jesús NO vino a remendar nuestras vidas.

Si se remienda un vestido viejo con un pedazo de tela nueva, la tela se encogerá al lavarla y se hará una apertura más grande que antes.

De igual manera, Jesús no vino a «remendar» las vidas de las personas, sino a hacerlas nuevas y completas. Él NO vino a ponerle “parchos” a nuestras vidas.

2. Jesús NO quiere que Su Palabra se PIERDA. 

Si se pone vino nuevo en odres viejos y resecos, el líquido al fermentarse producirá gas y los odres se reventarán y se perderá TODO el vino.

Al igual que el vino nuevo NO se coloca en un odre viejo, Jesús NO quiere que lo que estás escuchando hoy, lo que escuchaste la semana pasada, lo que haz escuchado muchas veces, se desperdicie en tu corazón y tú vida, por que tú corazón está duro por el pecado, amargura, dolor, resentimientos, orgullo, odio, etc.

Dios quiere convertir nuestros corazones en corazones de carnes para que Su Palabra que es nueva cada día sea recibida en nuestros corazones nuevos y cómo dice la parábola se conserven.

3. Jesús quiere que MADUREMOS.

En el versículo 39, Jesús dice que el “añejo es mejor.” Y esto se ha interpretado de muchas maneras. Pero para mí y es lo que le sugiero que siempre haga, lea el contexto en que se dicen las cosas en la Palabra, no saque una escritura fuera de contexto para crear un pretexto.

Jesús está explicando que la postura de los fariseos era como el vestido viejo y el odre viejo.  Su mensaje era como el nuevo vestido y el nuevo vino, refiriéndose a que era muy diferente, muy refrescante, producía fruto y ellos NO.

Por lo tanto, el mensaje de Jesús en un corazón dispuesto como dice la parábola se conserva pero NO se queda allí.

El vino nuevo en un odre nuevo con el pasar del tiempo se convierte en uno de mayor calidad. Cuando se añeja con el pasar de los años tiene mejor sabor, lo mismo pasa en la vida del cristiano cuando su corazón es transformado por la Palabra de Jesús y hace lo que tiene que hacer para conservarla.

Si sigue haciendo lo que tiene que hacer, MADURA, es un cristiano(a) MAS FUERTE y definitivo es mejor que al principio.

Dios NO quiere que sus hijos se queden en bebés espirituales, Dios quiere que maduremos. Para que Él pueda decir es MEJOR AHORA que lo que era ANTES.

IV. Conclusión:

¿Quieres ser un ODRE NUEVO en este 2012? ¿Quieres alcanzar lo nuevo que Dios tiene para ti? 

Pues tres cosas te recomiendo que hagas HOY. Y son palabras dichas por el mismo Jesús: 

“… si alguno quiere venir en pos de mí niéguese asimismo, tome su cruz cada día y sígame….” Lucas 9:23                                                    

Así que si en este 2012 quieres ser un ODRE NUEVO para Dios, Jesús nos dice:

  1. Niéguese – Decida dejar de ceder a las ofertas de este mundo.
  2. Tome su cruz CADA DIA – Esfuércese en cumplir su parte cada día.
  3. Sígame – SÍGALO con TODO su corazón y todas sus fuerzas.

Mi querido hermano, NO se puede servir a dos dioses. Decide hoy ser un vestido nuevo, un odre nuevo y ENAMORESE DE JESUS, NIEGUESE A SI MISMO, TOME SU CRUZ CADA DIA Y SIGALO TODOS LOS DIAS DE SU VIDA.

Así entonces, usted NO SOLO TENDRA UN CAMBIO EN EL EXTERIOR SINO QUE TAMBIEN HABRA UN CAMBIO PERMANENTE EN SU INTERIOR y sin importar cómo sea el 2012, USTED TENDRA LA VICTORIA.

¡Dios les Bendiga!

¡Hasta la Próxima!





Leave a Reply



EL EVANGELIO DE LUCAS

LUCAS 10:1-16

I. Introducción

¡Dios le Bendiga! A manera de repaso, la semana pasada el Pastor Rubén culminó el capítulo 9 del Libro de Lucas, dándonos el...

LUCAS 9:51-62

I. Introducción

¡Dios le Bendiga! Hoy, entramos en el clímax en la travesía de la vida de Jesús.

Veremos una gran transición en la vida de...

LUCAS 9:46-50

I. Introducción

¡Dios le Bendiga Iglesia! Primeramente quiero agradecer su participación en nuestro primer servicio del año 2013. Creo que fue una experiencia grata tanto...